Ciencia en el 2020, más allá del COVID-19

0
172

Este año ha producido un frenesí de noticias sin precedentes. Para muchos, 2020 ha sido un año que quisieran olvidar. Pero han sucedido muchas cosas buenas que no tienen nada que ver con la pandemia del COVID-19. A medida que el año llega a su fin, he recopilado algunas de las historias científicas que considero más interesantes.

El material rocoso más antiguo encontrado en la Tierra es más viejo que nuestro sistema solar

Miles de millones de años antes de que nuestro sol apareciera, una estrella moribunda arrojó polvo al espacio. Ahora, un poco de ese polvo de estrellas, atrapado en un meteorito que chocó con la Tierra, fue fechado como el material más antiguo encontrado hasta ahora en nuestro planeta, entre 4.600 y 7.000 millones de años. El polvo se fusionó con otras rocas dentro de lo que se convertiría en el meteorito Murchison, que iluminó los cielos en septiembre de 1969 cuando se precipitó hacia la superficie de nuestro planeta.

SpaceX se convirtió en la primera empresa privada en lanzar una cápsula espacial

Antes de Gmail, YouTube o Facebook, una empresa emergente de cohetes anunció una visión fantástica: una nueva era, donde las empresas privadas enviarían humanos al espacio. Y en mayo de 2020, unos 18 años después de su fundación, SpaceX finalmente cumplió esa promesa. La cápsula SpaceX Crew Dragon llevó a dos astronautas de la NASA, y un dinosaurio de juguete, a la Estación Espacial Internacional (ISS), devolviéndolos a la Tierra de forma segura.

Marte tiembla

En noviembre de 2018, una nave espacial llegó a la superficie helada y polvorienta de Marte para “tomarle el pulso” al planeta. Conocido como el módulo de aterrizaje InSight, el geólogo robótico envió recientemente algunos de sus primeros hallazgos a la Tierra, lo que entusiasmó y dejó perplejos a los científicos de todo el mundo. Entre estas curiosidades se encuentra un zumbido marciano, un zumbido silencioso y constante que parece latir al ritmo de los «martemotos» que sacuden el planeta. El origen del zumbido sigue siendo desconocido. La Tierra tiene muchas de esas vibraciones de fondo, desde el rugido de los vientos hasta el rompimiento de las olas contra la costa. Pero la música de Marte reverbera a un tono más alto que la mayoría de los zumbidos naturales de la Tierra.

MOSaiC hizo historia como la expedición polar más grande del mundo

A fines de julio, mientras la tripulación a bordo del rompehielos RV Polarstern estaba dormida, el hielo del Océano Ártico se descongeló liberando la embarcación. El equipo de marineros, climatólogos, oceanógrafos y otros, habían congelado deliberadamente el barco en el témpano de hielo al norte de Siberia en octubre de 2019. Su misión: derivar durante más de un año con el témpano y el hielo marino circundante para estudiar el clima ártico, convirtiéndose en la expedición ártica más grande y elaborada de la historia.

Encontrado el cráneo más antiguo de Homo erectus

Extraídas de rocas al noroeste de Johannesburgo, Sudáfrica, las piezas de cráneo inicialmente parecían provenir de un antiguo babuino. Pero cuando unos estudiantes de la Universidad La Trobe ensamblaron las piezas, se dieron cuenta de que tenían la primera caja cerebral de Homo erectus encontrada en el sur de África. Es más, el cráneo data de unos 2 millones de años. El descubrimiento ayuda a los investigadores a continuar descifrando el enredado árbol genealógico, descubriendo cuándo y dónde surgió nuestra gran cantidad de parientes antiguos.

Finalmente, hay un medicamento para las alergias al maní

Se estima que 2,7 millones de venezolanos tienen alergias a los alimentos, casi el 10% de la población. Entre los niños, las visitas a la sala de emergencias por la reacción grave y potencialmente mortal conocida como anafilaxia se están disparando. Pero surgieron nuevas esperanzas en enero cuando apareció Palforzia, el primer medicamento diseñado para desensibilizar a los pacientes a un alimento alergénico, específicamente, el maní.

En la búsqueda del primer ADN de dinosaurio

En Jurassic Park, aislar el ADN de los dinosaurios es tan simple como extraer el coctel de sangre de un antiguo mosquito envuelto en ámbar. Si bien todavía estamos lejos de dar vida a esta pieza de ciencia ficción, los investigadores dieron un gran paso adelante en el estudio del ADN fosilizado. Mientras estudiaba fósiles bien conservados de más de 70 millones de años, un equipo identificó posibles estructuras que albergan el ADN. Sin embargo, no han extraído el ADN de las células fósiles, por lo que aún no pueden confirmar si el material es ADN inalterado u otro subproducto genético.

Descubren océanos en nuestro propio sistema solar

Oculta en los confines rocosos del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, una esfera helada con una superficie tres veces la del Estado Bolívar, ha estado escondiendo un secreto. Este planeta enano, llamado Ceres, es en realidad un mundo oceánico, revelaron los astrónomos en 2020. Y está lejos de ser el único: los científicos también han encontrado la mejor evidencia hasta el momento, de que Plutón tiene un océano subterráneo.

Un nuevo tipo de partícula: anyón

Después de décadas de exploración en los dominios más pequeños de la naturaleza, los físicos finalmente han encontrado evidencia de que existen anyónes. Predichos por primera vez por los teóricos a principios de la década de 1980, estos objetos similares a partículas solo surgen en reinos confinados a dos dimensiones y solo bajo ciertas circunstancias, como a temperaturas cercanas al cero absoluto y en presencia de un fuerte campo magnético. Los físicos están entusiasmados no solo porque su descubrimiento confirma décadas de trabajo teórico, sino también por razones prácticas. Por ejemplo, los anyónes están en el centro de un esfuerzo de Microsoft para construir una computadora cuántica operativa.

Una vacuna para el ébola

El 25 de junio, la Organización Mundial de la Salud declaró el fin del segundo brote más grande de ébola, que infectó a más de 3.480 y mató a casi 2.300. Conocido como el brote de Kivu, el evento comenzó en agosto de 2018 con un grupo de casos cerca de la población, en el este de la República Democrática del Congo. Contener la enfermedad en Kivu fue particularmente difícil debido a los disturbios locales, lo que generó sospechas sobre los esfuerzos de cualquier gobierno u organización internacional para frenar la propagación de la enfermedad. Sin embargo, armados con una nueva vacuna, los trabajadores de la salud de la OMS lanzaron una campaña para vacunar a cualquier persona que pudiera haber estado expuesta.

Megaconstelaciones de satélites

Imagínese contemplar un cielo oscuro en una noche clara de verano y ver más satélites moviéndose por los cielos que estrellas. Eso pronto podría ser una realidad: un pequeño grupo de empresas está trabajando para lanzar las llamadas megaconstelaciones de satélites para proporcionar Internet global de alta velocidad que sustituirán a los satélites actuales. Amazon obtuvo la aprobación en julio para lanzar sus satélites; otros, incluidos SpaceX y OneWeb, ya han comenzado.

El misterio de la estrella Betelgeuse finalmente resuelto

Betelgeuse suele estar entre las estrellas más brillantes del cielo, pero en diciembre de 2019, su intenso brillo se atenuó misteriosamente. El dramático cambio hizo que los científicos se entusiasmaran: quizás Betelgeuse estaba al final de su vida y podría explotar en una supernova más brillante que la luna llena. Sin embargo, en agosto de este año, la NASA anunció una explicación mucho menos extraordinaria para su rostro repentinamente ensombrecido: la estrella “eructó”.

Las observaciones del Telescopio Espacial Hubble revelaron que la estrella probablemente envió un chorro de plasma supercaliente que se enfrió mientras giraba hacia afuera. El proceso formó una nube de polvo de estrellas que bloqueó la luz de Betelgeuse de los ansiosos espectadores terrestres. La estrella volvió a su brillo normal a mitad del 2020.

Los primeros americanos pudieron haber llegado antes

Los objetos de piedra recuperados de las profundidades de la cueva de Chiquihuite en México insinúan que los humanos pueden haber llegado a las Américas hace 30.000 años, aproximadamente el doble de la edad de la mayoría de las estimaciones de llegada actuales. Esta fecha es muy debatida entre los arqueólogos, y muchos ubicaron inicialmente la primera presencia humana en las Américas hace alrededor de 13.500 años, cuando las capas de hielo retrocedieron y se abrieron rutas de migración desde Asia.

Un arrecife de coral más alto que las torres de Parque Central

Un equipo de científicos australianos a bordo del buque de investigación, estaba cartografiando el fondo marino de la Gran Barrera de Coral del norte cuando se toparon con un altísimo rascacielos de coral de más de 500 metros de altura, el primero de este tipo descubierto en más de 120 años. La torre de coral recién es una de las ocho que se conocen ahora en la región. Estas estructuras naturales proporcionan hábitats vitales para criaturas como tortugas y tiburones, que entran y salen de las aguas profundas adyacentes a la Gran Barrera de Coral.

Comenta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí